Fuck Up Nights Oaxaca – 2018 | Red Emprendedor

Fuck Up Nights Oaxaca – 2018

 

En una noche de copas de 2012, cinco fracasados, Leticia Gasga y sus amigos, se contaron sus historias de fracaso, así nacen las Fuck Up Nights (FUN), reuniones mensuales donde tres o cuatro personas cuentan su fracaso (empresarial) ante cientos más.

No queremos relacionarnos ni que nos relacionen con el fracaso, aunque que sea algo intrínseco en nuestra vida, casi siempre aparentamos que todo va bien, y evitamos hablar de lo penoso, pero el mundo real funciona así, ya lo dice el ilustrísimo Rocky Balboa: “No importa cuánto te pegue la vida, sino cuantas veces te levantas”.

Las FUN son un movimiento global, impulsado por el “Instituto del Fracaso”, desde 2014, con presencia en lugares como París, Dubái, Ciudad de Mexico. En Oaxaca las organiza el Impact HUB, el equipo encargado de este proyecto está compuesto por Aurora, Berenice, Nancy, Haley y Carlo.

 

El pasado jueves 26 de abril en el Hotel Agrado, en punto de las 20 horas, se realizó la última edición de las FUN Oaxaca, asistiendo más de 150 personas a un lugar descrito por los asistentes “super bonito, agradable y acogedor”.

Los oradores de esta ocasión fueron: Serge Angeloz de SBCOACH, servicio de consultoría de empresas. Él nos contó que las inversiones deben estar fundamentadas en las necesidades y en la realidad del negocio, además que para ir a dormir debes de despejar tu mente y alejarla de los pensamientos empresariales.

Jorge Chagoya, de Morado, tienda de ropa, nos contó cómo invertir en nuestro negocio mediante la deuda, lo fundamental de la ubicación y lo difícil de pagar una renta, así como el manejo de crédito a proveedores, su motor para seguir es su hijo, “mi gordo”, como le dice él y su esposa.

 

Valfred Jiménez, Sazón Oaxaqueño, tienda de ingredientes, platicó su especialización académica, cómo al momento de la remodelación del mercado de abasto, al cambiar su local de ubicación y tamaño, el reto que enfrentó para volver a posicionarse y administrarse, él se va a dormir pensando en su negocio y se despierta pensando en él.

Roberto Espinosa, ChilliGuagili, restaurante de comida oaxaqueña, carismáticamente conto su emprendimiento desde que egresó de la universidad, cómo quiso expandirse abriendo una sucursal desde el corazón, y no desde la planeación ni la estrategia, que al final tuvo que cerrar. Él es un apasionado de lo que hace, quiere franquiciar su negocio en todo México y el mundo.

 

Se hizo un espacio para la presentación de RED EMPRENDEDOR, suplemento quincenal que crea contenido relevante para el ecosistema emprendedor, emprendimiento que publica el periódico El Imparcial, y que se encarta en todos sus productos, para dar a conocer también las propuestas creativas de negocio.

 

Al final de la participación de los asistentes, fue tal que la serie de preguntas y respuestas que tuvo que ser recortado el tiempo, pero lo interesante de las FUN es el networking que sucede.

Una vez terminadas las exposiciones, los asistentes se acercaron a seguir platicando con cada uno de los expositores y los demás charlaron del fracaso y el éxito empresarial en un ambiente bohemio y de camaradería, en el patio del lugar, rodeado de plantas, mezcales y cervezas debajo de la luz de la luna.

 

Estén pendientes de las redes sociales de las FUN, los expositores dejaron regalos para obsequiarles.