Emprendiendo el vuelo – Red Emprendedor

Emprendiendo el vuelo

 

¿Alguien dijo comida?

El olor de una suculenta tlayuda se acerca y no puedes resistir el antojo, ahora el plato está sobre la mesa y es casi imposible no morder de la tortilla tan crujiente con el queso derretido que se asoma por uno de los costados, sin olvidar el trozo de carne jugosa que se encuentra a un costado. Simplemente un manjar.

Sin duda la combinación de sabores, la mezcla de texturas encantan al paladar de propios y extraños. La comida mexicana y en especial la oaxaqueña se ha ganado un lugar no sólo en la gastronomía nacional sino a nivel internacional por la gran variedad de especias que se utilizan, la combinación de carnes, aromas y sabores que se vuelven una locura, mismos que poco a poco invaden territorios y cruzan fronteras.

La comida oaxaqueña no solo es un manjar también se ha convertido en un gran negocio, cada día vemos nuevos negocios de comida que despuntan en la ciudad no sólo por su novedoso concepto sino porque llevan la esencia de Oaxaca a otro nivel, algunos reviviendo la cocina ancestral con guisos como el afamado Caldo de Piedra de San Felipe Usila otros experimentando con fusiones de cocina oaxaqueña e italiana, algunos más auténticos crean sus propios platillos a partir de condimentos, alimentos y frutos originarios de la región. Todas las combinaciones despiertan sentimientos mientras encantan al paladar.

La venta de alimentos ha sido desde siempre un negocio muy redituable, sin embargo, es necesaria una combinación perfecta de sabores, un concepto innovador y un valor agregado para diferenciar el producto y cautivar a los miles de comensales que andan por ahí queriendo probar algo nuevo.

Desde siempre los restaurantes han sabido como sanar el alma y el cuerpo de los hambrientos y como oaxaqueños tenemos un ‘plus’, sabemos disfrutar de una de las gastronomías más ricas y si aunado a ello tenemos el don de agradar el paladar de otros el negocio tarde o temprano terminará convirtiéndose en un éxito. No hay que dejar de pasar por alto crear un concepto innovador para romper con la monotonía y realizar un plan de negocios para que el negocio tenga bases sólidas para levantar el vuelo.