Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos | Red Emprendedor
  • Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos
  • Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos
  • Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos
  • Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos

Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos

 

Los desechos generados por los seres humanos se han convertido actualmente en un problema de grandes dimensiones para el medio ambiente. El adecuado manejo de los residuos se vuelve una obligación de los servicios públicos, pero el consumo responsable o su reducción significativa se vuelven tema de los compradores o usuarios.

Plásticos de diversa naturaleza se desechan diariamente sin cesar; sin embargo, se ha iniciado una lucha por extinguir al denominado poliestireno expandido, que tarda alrededor de 100 años en degradarse, considerándose un material excesivamente dañino para los ecosistemas.

Según las asociaciones Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) y Nacional de la Industria Química (ANIQ), al año se consumen en México aproximadamente 31 mil 205 toneladas de poliestireno expandido en la industria alimenticia, lo que genera una gran cantidad de basura de este tipo.

HIJOS DEL AGUA

Con el objetivo de reducir el consumo y desecho de productos plásticos, nace el proyecto denominado Shiñi-Niza, que se traduce del zapoteco al español como “Hijos del Agua”, y es una innovación en la fabricación de cubiertos y utensilios de uso alimenticio de un material natural como el carrizo, una especie vegetal que crece de manera silvestre en las riberas de los afluentes.

Es así como se hace esta propuesta que, ideada y comenzada a trabajar desde hace seis meses, se postula como una opción para la reducción de desechos y contaminación del medio ambiente.

El innovador, el ingeniero Eduardo Jiménez González, concibió esta idea con el objetivo no sólo de contribuir al medio ambiente, sino también de crear una industria más limpia y generar empleos, por lo que de inmediato, puso manos a la obra leyendo e investigando diversos aspectos que intervendrían en el proyecto.

INTERVENCIÓN DE  ESPECIALISTAS

Así, luego de documentarse, se asesoró con especialistas en diferentes ramas como la biología, la química y la mecánica, quienes al analizar la idea y sus posibilidades, le aseguraron al ingeniero la viabilidad del proyecto.

Gracias a lo anterior se dio inicio a un periodo de trabajo, que desde hace un semestre se ha basado en investigación y trabajo de diferentes personas para el desarrollo de los prototipos, la obtención de la patente y el desarrollo de todo lo necesario para dar luz a una acción benéfica para el medio ambiente.

 

Cubiertos de carrizo, la alternativa oaxaqueña contra el uso de plásticos

Ante el problema que genera el uso de plásticos y unicel, se están buscando alternativas como el uso de cubiertos desechables fabricados con carrizo, además de generar fuentes de empleo en Oaxaca.#OrgulloOaxaqueño.

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Monday, April 8, 2019

Todo el proceso que conlleva la elaboración de los utensilios de carrizo es planeado y cuidado. Los arroyos de donde se corta el carrizo deben ser limpios y éstos tener una madurez específica; los seleccionados deben ser puestos a prueba mediante un análisis químico para determinar su viabilidad.

Una vez seleccionados los carrizos libres de cualquier contaminante, se corta en canutos de diferentes tamaños para posteriormente darles un tiempo de secado. Después, se procede al corte y tallado de los utensilios, mismo que por el momento es a mano, artesanal, lo que da paso al momento del tratamiento químico.

CONTROL DE CALIDAD

Miembro del equipo que se encarga del control de calidad del producto, la estudiante del noveno semestre de la carrera de químico farmacéutico biólogo, de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), Edna Jazmín Montaño Sánchez, se encarga de tratar los cubiertos y utensilios para eliminar el olor y sabor del vegetal del carrizo, para dejarlo inocuo.

Montaño Sánchez explica que el proceso químico no es agresivo ni dañino para el consumidor, los alimentos o el medio ambiente. Sumergidos en una solución ácida y luego otra básica, durante seis horas en cada una, posteriormente lleva un procedimiento de lavado para eliminar cualquier residuo, quedando listos para ser esterilizados mediante luz ultravioleta.

APOYO PARA FINANCIAMIENTO

Aunque el proceso de investigación del prototipo se ha concluido, el proyecto busca apoyo para el financiamiento de la construcción de un laboratorio —ya que por el momento trabajan en el que la UABJO les presta—, y la fabricación de las máquinas especiales que se necesitan para poder industrializar el proceso y llevarlo al siguiente nivel, que es comercializarlo en grandes cantidades.

La UABJO, como institución educativa en pro de la innovación, dio su apoyo para la investigación en la parte química, equipo comandado por el doctor Juan Manuel Bautista, quien ve en el proyecto una forma de contribución para reducir la contaminación y la posibilidad de generar empleo y desarrollo para las comunidades, al usar un material que se considera un desecho o incluso una plaga.

Proyectado a futuro como un proyecto industrial ecológico, también busca generar un producto que sea competitivo en el mercado, ya que mediante análisis de costes, se ha determinado que por unidad, estos cubiertos y utensilios, entre los que se cuentan cucharas, tenedores, cuchillos, mondadientes, agitadores y palillos para brocheta, tengan un costo aproximado de 40 centavos para el comprador que vaya a comercializarlo.