¿Arte o Artesania? | Red Emprendedor

¿Arte o Artesania?

 

La UNESCO define como artesanía a la expresión artística cuyos cimientos descansan en las tradiciones de una comunidad, que busca transmitir el conocimiento a través de generaciones. La artesanía contemporánea colinda con la industria creativa, debido a que la sociedad busca adquirir objetos de valor simbólico (suvenires o recuerditos), logrando que la artesanía pueda desdibujarse, prestándose al mejor postor.

Para algunos la palabra artesanía puede ser despectiva, decirle artesanía a las obras creadas por las manos de los artesanos le resta valor, al no llamarlas arte, pero todas las expresiones pueden ser arte.

La revista México Desconocido expone las 10 artesanías más emblemáticas de México, colocando en primer lugar a los alebrijes, que gozan de mayor publicidad gracias a la película de Píxar, Coco, incluso el taller más grande de San Martín Tilcajete tiene reconocimiento por su ayuda en la creación de la película; de igual forma se encuentra el barro negro, emblemático de San Bartolo Coyotepec, el taller de doña Rosa es el más emblemático.

Jorge Nieto (“El Rey del Barro Negro”, como me gusta llamarle) es un joven talentoso que está innovando en la venta y comercialización de la artesanía, adaptando las nuevas tecnologías de la información para la mejora de procesos, comercialización y promoción del barro, pero lo más importante, la preservación del mismo.

Lo importante es que la artesanía no pierda su origen ni autenticidad, debe de mantenerse original, tratar de encontrar la coyuntura entre lo tradicional y los gustos del mercado, debido a que ahora grandes enemigos de la artesanía son la piratería y el regateo.

Podemos encontrar copias de artesanías hechas en China que se venden a un costo mucho más bajo, existen personas que venden “artesanías” para los paradores turísticos más baratas que las originales, pero que tienen el descaro de no quitarle la etiqueta de hecho en China y los turistas que las compran se dan cuenta que son piratas.

La Ruta Mágica de las Artesanías es un esfuerzo para impulsar a los artesanos del estado, como idea es loable pero su ejecución carece de practicidad y fundamentos, no existe una planeación integral que ayude a que se beneficien la mayoría de los pobladores que crean arte con sus manos, al contrario, al no tener una estructura bien definida favorecen a los talleres más grandes.

Antes de plantear rutas turísticas se debería atender la capacitación de los artesanos para atender a visitantes del siglo XXI, que aunque saben bien que al venir a Oaxaca no encontrarán modernidad, esperan por lo menos poder pagar con tarjeta bancaria, comunicarse en el idioma universal, el inglés y utilizar su celular para acceder a la ubicación de los artesanos.
Mientras más fácil y atractiva hagamos la visita de los turistas, mayores serán sus compras.
La modernidad y actualización debe acompañar a la experiencia de la artesanía sin modificarla, pero sí para hacerla más accesible y competitiva y así seguirá siendo artesanía, mientras no pierda su esencia y originalidad.