"La edad sólo es un número" | Red Emprendedor

“La edad sólo es un número”

 

El auge del emprendimiento se ha notado más en los jóvenes, dado las condiciones sociales y económicas que se viven sobre todo en México, donde han sido ellos los que han tenido que generarse sus propias oportunidades.

Sin embargo, esta ola de motivación por emprender un proyecto ha alcanzado a personas maduras, personas de mediana edad y adultos mayores que, con la vida ya vivida, se animan a emprender con entusiasmo y la sensatez que les dan los años, haciéndolos emprendedores con mucha solidez.

Al haber experimentado ya los roles laboral, familiar y haber recorrido varias etapas de la vida, no se vencen con facilidad ante algún obstáculo, no se desaniman y tienen bien claro cuál es su objetivo y lo que quieren hacer el resto del tiempo que tienen libre, aprovechándolo en algo que para ellos sea realmente significativo, ya sea un interés personal abandonado tiempo atrás por las obligaciones, o simplemente un nuevo interés recién nacido en su mente.

Como quiera que sea, el emprendimiento lo disfrutan más, sabiendo que tienen mucho menos qué perder que los jóvenes.

En este número de RED EMPRENDEDOR, traemos la historia de dos emprendedoras de mediana edad, que con familias conformadas, profesiones ejercidas y muchas ganas de mejorar la alimentación y la economía local, pusieron en marcha su proyecto.

Además, encontrarás un artículo que, desde la experiencia de una de las empresarias más famosas de México, Patricia Armendáriz, deja un mensaje muy claro a las personas de edad madura: ¡nunca es tarde para emprender!