Un brindis para emprender | Red Emprendedor

Un brindis para emprender

 

Desde el año 2014 comenzó a crecer la fama del mezcal, pero en el cercano 2017 se vivió un boom sin igual en la demanda del mezcal, que ha pervivido y parece que cada día toma más auge, con la creciente afinidad por la bebida en el gusto de los consumidores a nivel mundial.

El mezcal, bebida prehispánica tradicional, es un tipo de aguardiente que se obtiene de la cocción, molienda y fermentación de las pencas de diferentes tipos de agave.

Sin embargo, esta bebida espirituosa es mucho más que eso… al llevar un proceso de elaboración único, el mezcal es considerado un producto artesanal y, gracias a los métodos de cultivo y cuidado de los agaves, es orgánico.

Gracias al gusto cada vez mayor por productos orgánicos y artesanales, la esencia de la bebida comenzó a extenderse alrededor del mundo, haciendo crecer la demanda y por ende el cultivo de los agaves y la producción de ella.

Ante ese escenario, los pequeños productores han buscado la forma de comercializar su producto y por qué no, de exportarlo, ya que hoy en día las mezcalerías se han hecho un negocio de tendencia alrededor del mundo, encontrando este tipo de negocios en lugares como Washington D.C. en Estados Unidos (Espita Mezcalería) y en Madrid, España (La Mezcalería Madrid), por mencionar sólo algunos.

Pero además, el gusto por el sabor de éste que tiene que ser un trago corto, ha hecho que países como Japón, Reino Unido, Turquía e Italia se empeñen en importarlo para que sus connacionales puedan disfrutar esta bebida, que consiguió la denominación de origen en el año 1994.

Aunque la elaboración de mezcales tradicionales se lleva a cabo en estados como Zacatecas, Durango, Guanajuato, Guerrero, San Luis Potosí, Tamaulipas y Michoacán, Oaxaca “sigue siendo el rey “ en este tema.

Oaxaca, como el principal productor de esta bebida a nivel nacional –a nuestro estado se debe el apabullante 80 % del total de todo México-, cuenta con una gran cantidad de micro y pequeños productores que necesitan no sólo del impulso para hacer crecer su negocio, sino también capacitación sobre temas que les ayuden a comercializar y exportar su producto.

En Oaxaca, el emprendimiento en el tema del mezcal es de suma importancia gracias a la moda que lo ha hecho un éxito de ventas, al posicionarse en el gusto de los paladares internacionales, dejando de lado el tabú de ser una bebida popular, pues ha dejado un tanto de lado incluso la fama del tequila.