Haz tus sueños realidad con “Make a Wish” – Red Emprendedor
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”
  • Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”

Haz tus sueños realidad con “Make a Wish”

 

El nombre Make a Wish nace de que en un cumpleaños las personas piden un deseo al apagar la vela de su pastel. “Esa misma emoción de un persona al estar frente a su pastel, pidiendo su deseo, es la misma que nosotros queremos transmitir a las personas que tienen un evento. El nombre viene a través de eso, pide lo que tú quieras, nosotros lo hacemos realidad”.

Montserrat Santiago es hoy organizadora de eventos,su emprendimiento, Make a Wish,inició hace un año y lo hizo porque el tiempo no le alcanzaba para atender a su hijo;limitada para desarrollar sus actividades como mamá y como trabajadora, se vio en la necesidad de renunciar a su trabajo.

“Cuando me inicié en este trabajo de eventos empecé de cero, no tenía clientes, presupuesto, no tenía proveedor y tampoco tenía idea de cómo iniciarlo.Siempre es difícil iniciar algo de cero porque la gente que está a tu alrededor no tienen confianza en ti y tú como persona también dudas de lo que puedes lograr”.

Viviendo en Guadalajara trabajó con empresas grandes de eventos,pero al volver a Oaxaca se involucró en un horario de 09:00 hasta las 19:00 horas, “no podía compartir los momentos importantes con mi hijo, me tuve que perder festivales y no me daba tiempo. Muchas otras cosas me motivaron a renunciar a ese trabajo y empezar dese cero”, recuerda la emprendedora.

Viviendo esta etapa de su vida, Montserrat Santiago comenzó su emprendimiento trabajando de una forma diferente. Haciendo uso principalmente de las redes sociales, se dio a conocer.“Mi empresa la inicié en marzo del 2017 y mi primer evento se realizó en el mes de noviembre, fue un bautizo para 150 personas, en el cual a pesar de ya tener una experiencia detrás de trabajos, cursos y diplomados, siempre es difícil cuando es tu primera vez, en esta ocasión me llevó tres meses para poder planear este evento”.

Esta emprendedora asegura que la capacitación es muy importante, sin embargo, la experiencia lo es aún más: “en Guadalajara tomé un diplomado en organización de eventos; ya estando en Oaxaca tomé un curso de wedding planner. Algo bien importante es que tienes que estarte capacitando constantemente y algo que te va abrir las puertas es la experiencia que tengas. Puedes tener muchísimo conocimiento pero la experiencia con los eventos, el cómo se vive, cómo puedes prepáralo desde cero, el cómo estar en el momento, eso te ayuda muchísimo”.

Luego de su primer evento el trabajo se le incrementó. “Me sentía un poco decepcionada por el trabajo que había hecho, creía que no había dado el 100, sin embargo a partir de esto mucha gente comenzó a buscarme”. Así, comenzó a contar con otros servicios, como cumpleaños, fiestas temáticas, primeras comuniones, confirmaciones, bodas civiles, religiosas, 15 años y ahora ya ha incluido más eventos, como cenas de fin de curso, de empresas y universidades, “todo esto gracias a este primer evento”, asegura.

“Cuando te gusta tu trabajo y lo haces de manera correcta, la gente comienza a ver que estás haciendo todo diferente, tiene curiosidad y se acerca a ti, gracias a todas estas experiencias cada vez vamos creciendo más como empresa, más con los eventos y al mismo tiempo vamos adquiriendo más experiencia”.

Montserrat Santiago asegura que el primer año para el emprendedor es muy difícil, pues es cuando no cuenta con el recurso suficiente, o está atravesando por una deuda, además, es el momento en que está conociendo su mercado y comienza a definir cuánto va a cobrar por sus servicios

“Pasando el primer año, en mi experiencia, me di cuenta que aprendí muchísimo, me di cuenta que me gusta lo que hago, quiero continuar haciéndolo; mejorar para seguir ofreciendo mis servicios a más personas, brindando más trabajos directa o indirectamente con todas las personas que nos rodean y todo el equipo de trabajo que tenemos”.

Santiago, al emprender y trabajar de forma diferente, logró encontrar un equilibrio entre su negocio y sus actividades personales, logrando con ello encontrar algo que le apasiona, “si te apasiona y si tú lo quieres intentar, hazlo y será la mejor recompensa que tengas”.