Entender el turismo como fenómeno social | Red Emprendedor

Entender el turismo como fenómeno social

 

El licenciado en Comercio Internacional y doctor en Ciencias Sociales, Samuel Morales Gaitán, habla acerca del turismo como fenómeno social y económico que desde hace unos años es una realidad asumida en México y sobre todo en el estado.

Para realizar esta afirmación, Morales Gaitán ha realizado diferentes trabajos de investigación para estudiar el turismo en la entidad.

Antes de hablar de su estudio más reciente el investigador apunta la importancia de aprender sobre el “nuevo cliente turístico” que responde a las siguientes características: la impaciencia, que surge como respuesta del uso de las nuevas tecnologías y el vertiginoso mundo de la comercialización en el que el usuario requiere de un nivel de respuesta inmediata.

Otra característica es la búsqueda de experiencias, el interés por lo desconocido y tener nuevas vivencias.

Apunta que en estos tiempos el turista es un cliente informado y exigente, gracias al uso del internet que le permite disponer de información precisa y personalizar su consumo en función de sus necesidades específicas.

En su búsqueda por satisfacer sus necesidades también se encuentra la relación calidad- precio.

Morales dice que el nuevo turista, informado y con un alto nivel de exigencia, necesita de atención personalizada y personal capacitado para resolver las necesidades y asegurarse de que el país no solo tenga hermosos destinos, también que sea altamente competitivo a nivel internacional.

¿Qué podemos ofrecer a los visitantes?

Al preguntarle acerca del tema el también doctor en Ciencias Sociales, apunta que el enfoque de la oferta, es decir lo que nosotros como estado, instituciones gubernamentales, ciudadanos, universidades y emprendedores debemos de tener en cuenta para incentivar el desarrollo, es contar con una estructura, la cual contribuye en la prestación de servicios turísticos directos como lo son: alojamiento, restaurantes, instalaciones recreativas, agencias de turismo, oficinas de información, empresas de transportes, entre otras.

En este punto destacó que la infraestructura también es parte fundamental para el desarrollo turístico, de ahí la importancia de tener vías de comunicación adecuadas para que los turistas lleguen a los destinos.

Es necesario cuidar de la infraestructura y la estructura del lugar pero es imprescindible destacar el valor turístico del sitio, es decir, los aspectos materiales o inmateriales atractivos de un estado o región que son subjetivamente susceptibles de convertirse en motivo turístico.

Investigar para mejorar

Para saber cómo generar mejores productos turísticos el doctor actualmente trabaja en un proyecto denominado Mi2u, que aparte de brindar asesoría personalizada a organizaciones realiza una investigación acerca del turismo y los alebrijes.

El profesional comenta que “fue una gran oportunidad para adentrarse en un producto interesantísimo y compartir experiencias”.

La pesquisa comenzó con un documental sobre turismo, artesanías y Oaxaca. Enseguida, realizaron una salida al mercado Benito Juárez para averiguar sobre la presencia del alebrije como artesanía, así como el lugar que ocupa como pieza de arte en el andador turístico.

Después de realizar una primera aproximación al tema, el especialista señala que tuvo que acudir a San Martín Tilcajete. Ahí realizaron entrevistas a profundidad, además de conocer el pueblo, que busca convertirse en PuebloMagico.

Señaló que es notoria la falta de coordinación entre autoridades, agencias de viaje y actores locales en un espacio complejo como el del turismo. “¿Cuándo nos comenzaremos a organizar?”, apuntó el investigador

También detalló que para profundizar en la investigación, “realizamos un grupo focal, dentro de la investigación cualitativa, lo cual permite conocer a profundidad motivaciones y emociones de los participantes respecto a temas específicos. Esta experiencia nos permitió reafirmar algunos hallazgos y poner en duda algunas teorías.

“Después de toda la experiencia, se realizará un documento final de reporte de investigación, donde se plasmará el estado situacional del producto, de sus actores que lo crean y de las observaciones que se pudieron vislumbrar en la investigación, para al final poder dar algunas propuestas de acción”.

Si seguimos estos pasos de la investigación, concluyó, el próximo estadio será mejorar nuestro entorno; organizarnos como sociedad o como pueblo, para saber qué rumbo queremos tomar, y saber si queremos ser parte de un “pueblo mágico” o no, que igual y también “se vale no querer”.