“Emprender es un modo de vida” – Red Emprendedor

“Emprender es un modo de vida”

 

Francisco Javier Porras Pérez Guerrero es oaxaqueño, tiene 36 años, estudió Diseño Industrial en la UNAM, y tiene estudios de posgrado en Políticas de Diseño e Innovación por la Universidad Politécnica de Hong Kong.

Es un profesional que trabaja con la innovación y estrategia, está enfocado en la formación de direcciones para diseño, negocios y branding, actualmente es el director de Impact HUB Oaxaca.

Numeralia

6

meses de gestar el proyecto

16

eventos realizados en HUB

Después haber conocido la cultura y forma de hacer negocios en China, está convencido de que Oaxaca tiene un potencial increíble para el crecimiento económico y social, por lo que decide buscar a los agentes que están cambiando la ciudad y el estado.

En su búsqueda encuentra a Impact HUB Oaxaca, lo arropa y lo reposiciona.

 

¿Qué es el Impact Hub Oaxaca?

La palabra HUB proviene del idioma inglés relacionado con las redes computacionales, quiere decir “concentrador”, un lugar donde las ideas de emprendimiento y de cambio de paradigmas se pueden reunir y enriquecer de otras.

Es un lugar donde puedes encontrar un espacio de trabajo colaborativo, personas con afinidad e información útil, cursos de incubación, capacitación y aceleración de negocios.

 

¿Cómo se entrelaza tu historia de vida con el HUB?

Googleando quién transforma Oaxaca, encontré a HUB. Durante los últimos 10 años trabajé en proyectos de innovación, haciendo a las empresas más competitivas, en un contexto tan complejo como el mercado chino, y pensé en traerlo a Oaxaca.

Decidí invertir e impulsar el proyecto, donde se busca ser un punto de encuentro.

 

¿Qué diferencia existe entre los negocios de China y de Oaxaca?

En China los negocios son a gran escala, y su velocidad de crecimiento es exponencial, la competencia es muy desarrollada y despiadada, un mercado muy competitivo, donde tienes que estar evolucionando y proponiendo nuevas cosas para poder subsistir.

 

¿Qué logros has visto en este tiempo que has estado en el proyecto?

-En los seis meses que llevamos trabajando en forma, se han realizado más de 16 eventos, impactando a más de 900 personas.

El networking ha logrado varias oportunidades de negocio y colaboración entre los miembros. Actualmente se están incubando 25 proyectos.

Las personas están muy entusiasmadas, pero hay una gran necesidad de apoyo financiero y de capacitación. Que los emprendedores entiendan que emprender es un modo de vida, y se necesitan capacitar y realizar un plan de negocio para reducir los riesgos.

¿Qué es el emprendimiento social?

Es una nueva manera de hacer negocios, una manera consciente, donde la idea tiene como fin, además de tener utilidades, generar un impacto social, es diferente a tener una política de responsabilidad social, en la política de responsabilidad social tienes esta inquietud de ayudar, pero no es la idea del negocio, no es el “corebussines” del negocio”.

En el emprendimiento social, apoyar es el “core” (corazón) del negocio.

 

Se piensa que un espacio de coworking es un lugar para emprendedores, pero qué pasa cuando la empresa se consolida, y montan su propia oficina y tienen que volar solos. ¿Cómo siguen la relación?

El HUB siempre busca formar comunidad, el potencial de las redes, más que un espacio físico, para formar una red bastan las ganas de querer ser parte de esa comunidad, y también mantener un seguimiento, para que puedan regresar al HUB, no como emprendedores principiantes, sino como mentores para una nueva generación, y regresen y beneficien con su experiencia.

Además, aunque empresas salgan del espacio, se comparte la idea de crecimiento, y a ser una empresa de organización global. Pueden encontrar en el HUB el proceso para expandirse.

 

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que quieren emprender?

Que se acerquen a gente que tenga experiencia emprendiendo, que busquen gente que haya recorrido ese camino, para poder entender qué es emprender, cuáles son los retos a los que se enfrentarán, y también que se conozcan así mismos.

La etapa de emprendimiento, el éxito o el fracaso de la idea dependerá de saber concretamente de saber quiénes somos, por qué queremos emprender, para qué.

En función de tener esa claridad, encontrar las herramientas para desarrollar nuestra idea.

 

¿Qué cambios necesita hacer la sociedad y gobierno para mejorar el ecosistema emprendedor?

Un gran paso es la creación del Instituto Oaxaqueño del Emprendedor, en la dirección correcta, para que funja como un articulador, en Oaxaca el ecosistema existe, pero estaba desarticulado, deben de aprender a colaborar no tanto a competir y entender el rol que cada quien juega y cuáles son las necesidades del emprendedor.

Se necesitan campañas de difusión de qué es el emprendimiento, y espacios de conexión como El Impact HUB, también que las personas se enteren de los éxitos, para lograr que las marcas oaxaqueñas sean conocidas en el estado, en el país e internacionalmente.