Las crisis del emprendimiento | Red Emprendedor

Las crisis del emprendimiento

 

Por: Osmar  Gijón

En ocasiones cuando estamos más emocionados con una idea que nace en nuestra mente y que consideramos que si la pulimos bien puede llegar a ser un gran éxito en nuestra vida y en la de los demás, nuestra mente nos sorprende y trae con toda esa bomba de emociones positivas a nuestro primer enemigo, si, al MIEDO, ese que te paraliza, que te hace desconfiar de ti y de lo que puedes llegar a alcanzar, esa emoción que si no la tomas a tu favor te destruye, ese que no te permite ser la diferencia y arriesgarte a emprender a pesar de que nadie confié en ti, ese enemigo que solo vive en tu mente y que si lo sigues alimentando jamás podrás salir de esa zona de la que tanto anhelas, y es que existen personas que desean con todas sus ganas salir de donde están, emprender y accionar, sin embargo el sistema de creencias del que nos rodeamos nos da la pauta a vivir en la burbuja del miedo.

Las grandes lideresas y los grandes líderes mundiales que tanto admiramos decidieron emprender, quizá su principal razón era aportar algo a la sociedad sin saber que dejarían los legados más marcados en la historia de la humanidad, lo interesante aquí es saber ¿Estos personajes fueron tocados por Dios? ¿Tendrían súper poderes como para ser inmortales en nuestra historia? ¿La vida les habrá brindado todo lo necesario para dejar ese legado?

Leyendo y reflexionando la vida de muchas y muchos de ellos, la única respuesta lógica que encontré fue que su receta máxima de éxito fue “CREER”, eso que nos cuesta tanto a los humanos, bueno, al menos en lo positivo, y es que todos los seres humanos atravesamos por momentos complicados, difíciles, esos momentos de frustración, tristeza o enojo en el que al primer reto tiramos la toalla como si no fuéramos lo suficientemente capaces como para seguir escalando rumbo a la cima de los sueños cumplidos, nos da tanto miedo atravesar por crisis que preferimos sentarnos a ver como modelan las metas ajenas por nuestros ojos, o bien a quejarnos de por qué Dios nos dio esta vida.

El mundo es para valientes, recuerda que no solo los productos tienen fecha de caducidad también las metas y la propia vida, si le tienes miedo a las crisis que supones que llegarán a ti cuando decidas emprender a favor de los demás deberías cambiar el chip, confiar en ti y darle un sentido más resiliente a las situaciones que la vida te puede presentar, si ya estás pasando por crisis, felicidades, pues que aburrida sería la vida si no nos llegaran problemas, si no pasáramos momentos difíciles o bien que sentido tendría arriesgarse a vivir si la muerte no llegara, pues son en las crisis donde nacen las mejores ideas y el mejor aprendizaje, esas enseñanzas que en ningún libro encontrarás pues cada persona las experimenta de manera diferente, prepárate por que si te estás ahogando en este vaso de agua, en los años que te quedan pueden venir verdaderos mares, en las que tienes de dos, aprender a nadar y salir, o desesperarte y terminar ahogado, y recuerda, “ SI NO HAY CRISIS, NO CRECES”.